martes, 17 de abril de 2012

ASALTO

Me llamas por detrás por si me doy la vuelta y ves a otro. Por si quiebran las baldosas las suelas de mis zapatos y me estrello en cristales contra el terrazo. Me llamas por detrás entre dos vértebras, clavando las palabras al esófago, sin que mi aliento pueda revivirlas, las siento agonizar en la garganta.

Te cruzas el abrigo, te lo abrochas, y caminando vuelves a tu casa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada